Sueños Infernales 2

Written by Edgar Rodriguez on Friday, May 25, 2007 at 10:48 AM

La televisión es el infierno, lo juro, no estoy exagerando carajo ¡la tele es el mismísimo infierno! Pero permítanme explicarles mi experiencia, como fue que descubrí las propiedades satánicas de esta aparato. Un día (cono empiezan los cuantos cuando no importa la fecha, es lo de menos) regresaba a casa de mi trabajo, estaba cansado, podría decir incluso un poco agobiado por las presiones en la oficina, pero no pienso detenerme aquí a narrar los pormenores de mi agobiante vida de asalariado. El punto es, que cuando llegue a mi casa no quería pensar en nada, necesitaba relajarme y descansar; pensé (ese fue mi primer error, jamás debí hacerlo, pensar puede ser algo muy peligroso) que la televisión podría ayudarme. Inocente (se los juró que lo era, de haber sabido que esa cosa era el infierno ni lo hubiera pensado) apreté el botón rojo del control remoto, ese que dice “power” y que ahora pienso debería decir “hell”. La pantalla se encendió, comenzaron a formarse en su interior diminutas imágenes provistas de vida y de un sonido. Jugué un poco con el control remoto (creó que los comunicólogos llamas a este simple hecho “Zapping”); ahí estaban ellos, en todos los canales, sonrientes con sus caras falsas, vendiendo felicidad, rodeados de un mundo superfluo y marerialista; estaban todos y cada uno de los esbirros de Satanás: Adal Ramones, Belcebú, Daniel Bisoño, Paty Chapoy, Loret de Mola, Javier Alatorre, Brozo, Leviatán y hasta el Chupacabras. Intentaron seducirme con sus engaños, para caer en ese mundo lleno de avaricia, lujuria, gula, soberbia, egoísmo y todos los demás pecados hábilmente disfrazados de programas de entretenimiento, noticieros, espectáculos. La tele estaba llena de todo lo que es malo: groserías, chismes, escenas de sexo, violencia, muerte, mentiras. De pronto advertí que el aparato cobraba un fulgor extraño, se volvia rojiza y retumbaba cada vez más fuerte con un sonido estridente, como si mil bandas de metal o rock pesado estuvieran ahí adentro; también había risas, risas provenientes de todos los televidentes engañados y contagiados de perversidad por los malos chistes de Eugenio Derbez y Ortiz de Pinedo. No pude resistirlo más, me levante como pude del comodo sillón y quise destrozar el aparato, pero no podía; ahí estaba el brillante letrero “sony” con sus diez años de garantía y su imagen de alta fidelidad y los 24 meses sin intereses que me costó. Tuve que tomar fuerzas de lo más profundo de mi alma, alejarme un poco, cerrar los ojos y tomar una silla plegable con las dos manos y entonces…. Uno, dos tres, cuatro no llegue al quinto por que entonces hubiera sido ira, pero con cuatro golpes de la silla fue suficiente para dejar a la televisión destrozada, con su brillo, su glamour y su maldad desterradas para siempre de mi casa. Ahora, cuando regreso a casa, cansado y agobiado por el trabajo, tomo un libro (el único que tengo, el único que necesito) y me pongo a leer para encontrar la paz: “el hombre por la trasgresión voluntaria cayó de su estado perfecto, por cuya causa todo género humano es ahora pecador, no por fuerza sino por voluntad” (Eclesiastés 7:29); “Los redimidos vivirán en el cielo y los perdidos existirán en el infierno con el diablo y sus ángeles, y tal existencia, sea en el cielo o sea en el infierno, será eterna” (Apocalipsis 14:11). Después de leer rezo, le pido a Dios pro todos los hombres, sobre todos por los televidentes, caídos en las redes del Diablo, le pido que los perdone y les de la fuerza necesaria, como me la dio a mí, para destruir ese demoníaco aparato.


PD: Espero que esta extraña Hiberbole, un tanto sarcastica (no satánica) no halla ofendido a naide de ser así, que más da, al que le quede el saco... que me lo preste!

4 Responses to "Sueños Infernales 2"

Comment by Gatopardo
8:06 AM #

Well baby... WELCOME TO HELL

Comment by Gsus
10:40 AM #

Eeeyyy, no destruyas el televisor! tan sólo es un medio! recuerda que la TV no se enciende sola... y por otro lado puedes ver películas muy buenas!
De cualquier forma, habrá que luchar por mejorar la transmisión y sintonizar verdad, justicia y cultura.

Gsus.

Comment by Francisco Zavala
9:50 AM #

Hola hijo, soy tu padre ... El diablo, Satanás, Belzebu, El patas de cabra, el que te hace mover el control, el mouse, el que te hace cambiar de hoja al libro que yo elegí leyeras, el que te hace abrir la puerta de tu casa en las mañanas para que vayas a esa caverna azufrosa que tu le llamas "mi trabajo", estáte pendiente, quiza te mande una invitación a mi blog.

Comment by pACO
11:31 PM #

Me gustaría defender a la TV, pero no puedo. Me gustaría romperla como tú, pero no puedo. ¿Y el fútbol?

La verdad es que tenemos una crisis tremenda de contenido en la TV. Ahora con el debate del cierre de RCTV en Venezuela (por cierto muy satanizado por los medios comerciales mexicanos, que aprovechan el momento para dar luz verde a la llamada ley televisa)leía a un artículista que decía:

El problema esta en que el espectro radioelectrico pertenece al Estado, por ende al pueblo y lo menos que se hace es aprovecharlo para el desarrollo humano, sobre todo cuando las televisoras sólo responden a intereses comerciales.

Con esto no quiero decir que el Estado debería poseer las señales, ni regular los contenidos. Cualquier monopolio es malo. Busquemos un equilibrio entre privados y estatales.(entre el cielo y la tierra también por qué no).

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com