Incendio

Written by Edgar Rodriguez on Saturday, November 03, 2007 at 9:09 PM

Cada vez que me siento a la computadora dispuesto escribir algo me interrumpe; Ámbar despierta presa de “terrores nocturnos”, descubro por televisión un maratón de los Simpsons, me da un ataque de pulcritud y me pongo a lavar los trastes de la semana (mientras los mosquitos me miran circunspectos), Zayil necesita que la escuche, yo necesito que ella me escuche a mi… nos sobran los motivos.
Ayer, mientras dilucidaba una idea referente al bing-blang y detonaciones cotidianas, tocaron a la puerta. Por la hora supuse que era el vecino de arriba, encargado del mantenimiento del edificio, con otra perorata de pendientes para terminar diciéndome que le debo seiscientos pesos y yo contesto que si, mañana se los pago y el asiente y nos despedimos amablemente mientras cada uno piensa que el otro está mintiendo. Pero no era él, Era un hombre vestido de amarillo y con un casco rojo; por las fechas mi primera intuición fue que se trataba de un disfraz, pero no, realmente era un bombero.
“Disculpe estamos buscando un incendio” lanzó a bocajarro el hombre en el umbral de la puerta. Tarde en reaccionar, sabía que decir si hubiera sido el vecino o un pedinche de día de brujas, pero jamás pasó por mi cabeza toparme con un bombero. Sé que cuando hay un siniestro se llama a los bomberos y entonces en la estación todos se alistan, bajan por un tubo deslizable, suben a un camión rojo con sirena y manejan a toda velocidad hasta el lugar donde fueron requeridos; pero jamás había escuchado que los bomberos buscaran incendios a domicilio. Pensé que posiblemente en estas fechas escaseen las catástrofes y por eso los bomberos salen a tocar casa por casa para buscar incendios; me pareció un poco absurdo, pero no por ello menos noble. Pensé que tal vez así deberíamos ser todos, ir tocando de casa en casa para ver quien requiere de nuestros servicios; que los doctores buscarán enfermedades, los abogados litigios, los contadores declaraciones de impuestos, los ingenieros desperfectos estructurales, los maestros imberbes y los escritores hastío. Me imagine yo mismo tocando en la puerta de mi vecino de arriba y diciendo: “Disculpe, busco aburridos, desesperanzados, ingenuos”.
El hombre con el casco rojo seguía en la puerta esperando mi respuesta. Pensé que bien podría aceptar su ayuda: tengo un fuego en la comisura izquierda del labio, cada vez que prendemos el boiler del departamento la acumulación de gas provoca una ligera explosión, la sopa de pasta se quemo, Zayil y yo discutimos, terminamos escupiendo fuego, Ámbar lloraba, esta rozada, le arde su culito, es como un incendió que fustiga su piel, Zayil explotó, las puertas crujieron, la estufa se burló de mi, chamuscó mi dedo cuando pretendí quitar la cacerola con la sopa achicharrada, quise tomar café pero me escalde la lengua y la taza resbalo de mi mano, el liquido caliente cayó sobre mis pies descalzos, preferí tomar un güisqui, me puse a escribir, tomaba sorbito a sorbito y sentía como mi pecho ardía, intenté prender un cigarro pero los cerillos Talismán del signo Escorpión no prendieron, todo estaba a punto de implosión y entonces tocaron a la puerta…
Me encogí de hombros y cerré la puerta. Zayil bajo y preguntó quien era, “un bombero” conteste, “¿buscaba dulces?”, “no, un incendio”, “¿un qué?”, “un incendio”, “¿para qué?”, “supongo que para apagarlo”, “¿y lo encontró?”, “no, todavía falta tiempo”, “¿para qué?”, “para que todo esto estalle”, “tal vez debiste decirle que volviera mañana”, “o el próximo año”, “o en cinco minutos”, “o tal vez nunca”, “algún día lo vamos a necesitar”… Pensé en detener la platica en escalda a discusión y salir a pedirle ayuda al bombero, pero no; es mejor llegar hasta las últimas consecuencias, tal vez Kurt Kobain tuvo razón: Es mejor arder que apagarse lentamente

4 Responses to "Incendio"

Comment by pACO
9:58 PM #

"Ir de puerta en puerta para ofrecer tus servicios"...AHORA SI ME DEJASTE PENSANDO...

Un bombero deb ser de lo más necesitado, al menos uno que apague los fuegos que describes. En tabasco ahora les viene bien cualquiera con voluntad de servicio.

...SIGO PENSANDO... SI YO TUVIERA QUE SALIR A TOCAR PUERTAS... ¿qué ofrecería? No mucho creo.

Comment by Gatopardo
2:55 PM #

El universo comenzó con un estallido

Comment by MasterYoudas
8:42 AM #

saludos edgar

Comment by Betoman
9:56 AM #

Este fin de semana, decidí abrir la llave.

De la canilla del fregadero de la cocina, salió una llamarada de fuego que en el borde mas cercano al metal era azul eléctrico y como se alejaba las llamas se convertían en amarillas pasando por el rojo y naranja.

Metí las manos para enjuagarme en fuego, y comenzó la combustión.

Sin mas dolor en mi epidermis que el que habita en el centro de mi torax, me propuse quemarme, consumirme, ser devorado por el fuego, aniquilarme, vaciarme, chamuscarme.

Mis memorias y sentimientos tardaron un poco mas de 40 minutos en ceder, pero al fin, el fuego pudo mas y no quedo rastro de amores pasados, ni dolores enquistados.

Fue como un bautizo de fuego, fue como dejarme secar, como si toda el agua que había dentro de mi se evaporara, como si renaciera para ser el de antes, pero ya distinto, ya nuevo, ya quemado por haber sentido demasiado en mi pecho.

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com